2.11.11

2 de noviembre: A 23 días del Día Internacional de No Más Violencia Contra las Mujeres- Todas las santas

Veintinueve mujeres han sido asesinadas en lo que va de año. Por cada una de ellas, al menos mil mujeres adicionales están sufriendo en este momento y en esta isla el embate de la violencia de género que se desarrolla en relaciones de pareja. Una violencia que ha sido santificada y aprobada de miles de maneras desde la atalaya en la cual hombres y mujeres “santos” se sientan a mirar y a reglamentar la moral y la vida ajenas.

La tradición judeo-cristiana, que es la que más nos influye por nuestra relación colonial con España y luego con los Estados Unidos, tiene una larga trayectoria en su criminalización de las mujeres y de sus esfuerzos por alcanzar su libertad y pleno desarrollo.

En la época de las cacerías de brujas, el famoso "Martillo de las Brujas" adjudicó a la palabra ´"fémina" un significado que nos colocaba en el sótano de la humanidad:
“Y debe señalarse que hubo un defecto en la formación de la primera mujer, ya que fue formada de una costilla curva, es decir, la costilla del pecho, que se encuentra encorvada, por decirlo así, en dirección contraria a la de un hombre y como debido a este defecto es un animal imperfecto, siempre engaña [...] Y todo ello queda indicado por la etimología de la palabra; pues Femina proviene de Fe y Minus, ya que es muy débil para mantener y conservar la fe. Y todo esto, en lo que se refiere a la fe, pertenece a su naturaleza.” Malleus Malleficarum de Heinrich Kramer y James Sprenger

Amparados en definiciones que nos describían como perversas, faltas de fe (¡y de alma!) y proclives al pecado, los jerarcas de algunas iglesias siguen tratando de controlar nuestros cuerpos y nuestras mentes para mantener su poder económico a través del discurso moralista. La moral es, entonces, usada como un látigo invisible que domina a la sociedad mientras se persigue la búsqueda de poder y lucro personal... Que las masas se entretengan orando y que dejen en manos de un dios su destino mientras unos cuantos se reparten el mundo y deciden el destino de todos… ¿Nos suena familiar? Nuestra teocracia de facto opera desde esa misma premisa…

Hoy se supone que es el día de todos los santos, y estoy segura de que si miráramos la historia de los cientos de santos adoptados por el cristianismo, tendríamos que tachar de la lista a unos cuantos. También tendríamos que reivindicar el nombre de las miles de mujeres asesinadas en el nombre de la ley divina porque pensaron, actuaron y vivieron en el nombre de la libertad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Candidata yo? A un año de lanzar una candidatura

Hoy hace exactamente un año que anuncié de manera oficial mi candidatura a senadora por acumulación con el Partido del Pueblo Trabajado...