29.9.18

Mujeres 950

Pensando en las #Mujeres950, esas que marcharán hoy CONTRA el aborto y que lo hacen levantando una bandera moralista y de crítica a otras mujeres... ¿No les choca mentir para adelantar su agenda? ¿No les pica la conciencia cada vez que en sus iglesias se descubre un caso de violencia doméstica, agresión sexual o pederastia? ¿No se les revuelca el alma con la idea de que casi 80% de la niñez en nuestras escuelas públicas vive en pobreza? Es más, ¿no se apiadan de las jefas de familia que sufren enfermedades, hambre, violencia y muerte porque en Puerto Rico no hay derechos humanos para nosotras?

Me cuestiono su moral. Su amor al prójimo y hasta su fe. 

No quieren "salvar dos vidas". Son sirvientas del machismo.

Si quieren salvar vidas...

1) Reten a los pastores (¡que existen!) y que instruyen a sus feligreses para disciplinar a la fuerza a sus esposas.

2) Denuncien la pederastia que pulula en sus templos.

3) Marchen contra la Junta de Control Fiscal que está asesinando al país.

4) Prediquen de libertad y refuercen en la niñez el respeto a las diversidades, a la equidad de géneros y el ejercicio sano de su autonomía.

5)  Sean críticas de la violencia que se ejerce desde los púlpitos ocupados por embaucadores que se autodenominan apóstoles y profetas.

6) Exijan educación sexual y acceso a métodos anticonceptivos. Exijan cuidado prenatal accesible y partos humanizados.

Pueden y deben hacer eso y más. Para salvar vidas. Para garantizar derechos humanos. Para que podamos vivir en paz y libertad.

#AbortoLibreSeguroAccesible
#SalPaFuera
#28s

Aborto Libre Puerto Rico

23.9.18

La última derrota


Lares.

Conmemorar los eventos que marcan nuestro camino hacia la libertad siempre es importante. Pero reflexiono. Hago memoria de mis propios eventos de vida y lo que soy hoy frente a la idea de una patria/matria libre.

Descubrir el Grito de Lares temprano en la infancia fue una revelación que he resignificado con el paso de los años.
Las memorias de Lares siempre venían con una sentencia de derrota. A esa edad temprana, ya con conciencia de ser independentista, era mirarme y pensarme parte del grupo que siempre perdía. No importaba la lista de héroes, heroínas y mártires. Lares, Jayuya y tantos otros esfuerzos (hasta las acostumbradas derrotas del PIP en cada elección) sólo parecían reafirmar que ser independentista era estar destinada a abrazar una fuerza moral estéril a pesar de la fuerza poética de sus eventos. ¡Cuánta gente alza el puño y canta el himno con la derrota grabada en su mente! ¡Cuánta gente cree que lucha por la libertad mientras es prisionera de sus programas mentales rígidos y estrechos! ¡Cuánta gente alimenta con sus actos el imperio de las ideas caducas que nos impusieron a hierro y rosarios por 500 años!

Luego vino el exilio emocional de la patria.  Fue darme cuenta desde muy joven que no ser blanca es ser de otro mundo. Un mundo donde debes demostrar que eres inteligente, que eres responsable y que tienes tu propio valor como persona aunque no haya una casona familiar y un árbol genealógico apropiadamente documentado para vincularte a una estirpe criolla de raíz blanqueada y tierras con agregados. El racismo nos destierra de la patria que pretendemos liberar.

Cuando me descubrí mujer-persona-sujeta de derechos, sentí que la patria de la que se habla en los discursos me era ajena. Supe que ser mujer y parte de las comunidades LGBTTIQ me convertía en una persona de segunda categoría aún para quienes hablaban de libertad. El machismo y la homofobia también nos destierran.

Y abracé otras luchas. Urgentes. Duras. Las de las mujeres, las comunidades LGBT y la gente que vive en pobreza. Y ellas y ellos son mi matria/patria porque estoy convencida de que sin equidad no hay libertad real. Sin equidad, exiliamos a nuestra gente más vulnerable y le quitamos el derecho a luchar desde sus sueños. Con estas luchas, llegaron las victorias a alimentar la esperanza en mi mundo de sueños y acciones. Las victorias de las mujeres que caminaron antes de mí. Las de personas LGBT que defendieron sus vidas y las de sus seres amados. Las de las comunidades que se organizan y nos demuestran que saben de libertad aunque la tejan de otras maneras... Y desde ahí, me he sabido parte de los grupos que cambian el mundo una victoria a la vez. Y desde ahí me reconcilio y remiro los eventos de nuestro camino a la libertad y los conmemoro.

Honro las luchas pero no las idealizo porque idealizarlas es cerrarle la puerta al cambio y a las victorias que nos merecemos y que podemos lograr.

Hoy son los 150 años de Lares y ya no estoy dispuesta a escuchar de derrotas. Son 150 años de Lares y nuestra matria/patria se merece que le regalemos, al fin, la libertad absoluta que se nutre desde la equidad.

28.8.18

Goebbels in da House



El Código Civil de Puerto Rico está expirado desde hace años. Sin embargo, el borrador del nuevo Código Civil (PC1654) es un nuevo campo de batalla ideológica al que mucha gente debería prestar más atención. Comunidades en riesgo de desalojo, comerciantes, familias, mujeres, personas LGBT, comunidad científica y muchos más grupos deberían seguir la discusión del tema y buscar cómo participar de ella. Se nos va en ello la vida nuestra y la del Puerto Rico del próximo siglo.

El Código actual, que data del Siglo XIX, contiene medidas que no responden a los avances del Siglo XXI. El nuevo que se propone se niega a reconocer los avances del último siglo ignorando jurisprudencia, avances científicos y los cambios de perspectiva en temas de propiedad, familia y persona del Puerto Rico de hoy.

No podemos creer todo lo que se dice desde la Comisión a cargo de este borrador del Código Civil. Es evidente que por nuestra Legislatura se pasean alumnos brillantes de Joseph Goebbels. Aplican muy bien sus lecciones de estrategias de comunicación y propaganda. La más evidente es la repetición de mentiras hasta que parecen verdades y señalar como agresores a defensores de derechos humanos que les desmienten.

Su libreto repite que ha habido un proceso abierto y participativo. Falso. Participación no es tener mucha gente que piensa igual en la mesa de trabajo. Es incluir diversidad.

Cuando desde la propia Comisión dan los nombres de quienes participaron en la última redacción  del Código Civil descubrimos un grupo bastante homogéneo de pastores y abogados de ideología fundamentalista religiosa o, al menos, extremadamente conservadora. Ya a estas alturas debemos tener claro que ser abogado no quita lo conservador ni impide que una persona actúe desde una ideología que atenta contra derechos humanos. El mejor ejemplo es el sacerdote católico Carlos Pérez, quien coordinó los trabajos de este nuevo borrador de Código Civil. Sin embargo, a lo ofrecimientos de otros grupos para participar gratuitamente en esa redacción, la Comisión de Código Civil simplemente dijo no.

El libreto también habla de querer escuchar todas las opiniones sobre el Código Civil. Falso. Si las hubieran querido escuchar el proceso de invitar a grupos a comentar el borrador hubiera comenzado hace un año cuando ya se estaba trabajando sobre los textos. ¿Recoger las opiniones de quienes pueden aportar a un buen Código Civil en unas vistas públicas que amenazan con concluir en septiembre? Imposible.

Ahora el libreto dice que hay grupos que se niegan a someterles propuestas de artículos para el Código Civil y que sólo critican sin fundamentos. Falso. Eso me hace preguntarme cuatro cosas: ¿Qué más fundamentos que citarle artículos defectuosos, traerle jurisprudencia, historia y datos científicos? ¿No es la función de los legisladores legislar y de la ciudadanía comentar, opinar y proponer? ¿Qué harían con los miles de artículos que podrían recibir si toda persona aceptara la invitación a someterles artículos? ¿Los pondrían en una tómbola a ver cuáles salen?

Ya sonarán las voces ofendidas en la Cámara porque se señale públicamente que el proceso ha sido excluyente y desigual. Ya se cantarán inocentes de los señalamientos sobre una agenda conservadora anti derechos humanos y dirán que no, que están respetando derechos humanos. Eso también es parte del libreto. Tergiversar la realidad y victimizarse. Confundir las verdades con ofensas. Cantarse inocentes a la hora de tener que responder por las alianzas oscuras con sectores que no pueden ocultar su felicidad con la idea de que podrán prohibir matrimonios y adopciones LGBT, pedir que se declaren incapaces mujeres embarazadas, usar exenciones para grupos religiosos, excluir de las protecciones contra el discrimen la orientación sexual y la identidad de género, prohibir el cambio de sexo en certificados de nacimiento, detener tratamientos médicos que consideran antinaturales, justificar privatizaciones y más, mucho más…

Estamos ante un borrador de Código Civil que no tiene arreglo. Pero lo van a aprobar si la gente no se moviliza y se expresa.

Si no le suena Goebbels, haga una búsqueda rápida en la web. Yo sólo le adelanto que es una figura siniestra de la historia nazi y que su propaganda- aceptada por algunos y pasada por alto por otros- sirvió para justificar todo un holocausto del cual aún se avergüenza la humanidad.  En Puerto Rico ya no estamos para aceptar más oscuridad ni propaganda destructiva. Si usted mira para el lado hoy, usted y las próximas generaciones pagarán su indiferencia.

28.6.18

I feel love

I feel love…

¿Cómo a los 9 años una niña en Aibonito se antojó del álbum de Donna Summer y de la canción I Feel Love? En los 70s, esa canción llegó a mi vida y todavía tengo el LP que Mami y Papi buscaron y me regalaron. Sin ser una familia adinerada, porque eran maestros, debo admitir que fui privilegiada porque siempre se esforzaron por complacerme, apoyarme, ayudarme a crecer y hacerme feliz.

Y hoy honro ese amor, y el amor de mi hija e hijos, de Mary Cele, mis hermanos (y hermanas de la vida), sobrinas, sobrinos, familia extendida, amigas y amigos que han estado conmigo por décadas y que me regalan abrazos aún en la distancia que los ajoros cotidianos nos imponen. Ninguno de esos amores ha sido simple. Han tenido altas y bajas, incluso momentos de dudar de ellos, pero al final ganaron en el corazón.

También miro y agradezco los amores de toda índole que han estado antes y ya no están, porque cumplieron su objetivo aunque yo lo haya dudado en medio de las guerras que estallan a pesar de que no las queremos y que nos dejan tan laceradas que aprendemos a desconfiar y desamar en defensa propia. Algo que siempre tiene remedio, como ya he dicho en estos días, porque amar es mejor que odiar y beber amargura cada día.

Siento amor. Mucho amor.
También otras emociones. No nos engañemos. En el Puerto Rico de hoy el amor anda de la mano con la rabia, la frustración y las decepciones. Pero el amor está. Y hoy es día de celebrarlo para que sea escudo, alimento y futuro.

Ya son #50.

#ReflexionesDeLos50 


20.6.18

Amor y dulzura, fuerza y coraje




Puntos cardinales. Los valores son una brújula que nos da dirección, fuerza y consistencia durante toda la vida.

Amor y dulzura, fuerza y coraje.

Lo que se traduce en amor, solidaridad y esperanza.

Lo que equivale a tantas otras cosas importantes que nos hacen ser quienes somos a pesar de las percepciones propias y ajenas sobre el ser.

A 8 días de mis #50 años tarareo esta canción mientras trabajo para las cosas que creo importantes.


#ReflexionesDeLos50

19.6.18

Juqueaos...

A 9 días para mis #50 estoy bastante cansada y con demasiado trabajo, lo que me recordó que a veces luchar por otros seres humanos es más que exponer ideas y que a veces el trabajo duro se hace en solitario porque la gente que tiene manos, tiempo y recursos se juquean con cosas vacías y le dan prioridad a ellas...

Hoy no tengo muchas ganas de escribir. Acá les dejo este vídeo y música que son puro sarcasmo frente a un mundo patriarcal y capitalista que no se conmueve con el llanto de los niños y niñas ni con las muertes solitarias de los viejos. Menos aún con la angustia de las mujeres y hombres sujetos a la violencia de la pobreza.

#ReflexionesDeLos50

https://www.youtube.com/watch?v=pdz5kCaCRFM


18.6.18

Una bala en la cabeza

10 días para mis #50 años

Así anda mucha gente. Con una bala en la cabeza. Y la agradecen. Y no se plantean devolverla. Y se la heredan a sus hijas e hijos. Y mientras…

Derogan la #Ley80.
Legislan para quitar otros derechos laborales.
Ponen en jaque las pensiones.
Cierran escuelas.
Venden nuestras tierras.
Despilfarran el dinero que hemos pagado en contribuciones.
Y luego nos niegan servicios.
Los políticos dicen mentiras con total impunidad.
Los diarios nacionales las repiten e invisibilizan nuestras respuestas a sus mentiras.
Nos lanzan gases lacrimógenos en las protestas.
Nos quitan el derecho de contar y llorar nuestros muertos.
Nos amenazan con un Código Civil en tiempos de fundamentalismos.
Nos carpetean o nos difaman.
Se cuelan entre nosotras y nosotros los odios que nos incapacitan para luchar como país.

Nos roban.
Nos degradan.
Nos quitan dignidad.

Cada acto es una bala en nuestra cabeza que nos deja en estado vegetal.

Y sí,
hacemos las filas que nos ordenan hacer,
radicamos planillas,
nos comportamos,
pedimos perdón por los exabruptos…

y luego nos vamos al celular, la cerveza, la tienda… tres balas extras para la cabeza.

Ser pacifista no es ser masoquista.
Tener balance no es tener miedo al trabajo que requieren las luchas y dar la espalda para que otros hagan.

En un solo corazón pueden convivir el amor, el odio, la ira, la paz, la empatía y el deseo de venganza.

Las primeras balas que nos meten en la cabeza no tenemos tiempo de elegirlas. Pero cuando empezamos a abrir los ojos, podemos detenerlas. En ese momento yo digo: Cada cual elige sus balas.


#ReflexionesDeLos50


Mujeres 950

Pensando en las #Mujeres950, esas que marcharán hoy CONTRA el aborto y que lo hacen levantando una bandera moralista y de crítica a otras mu...