7.10.12

Del tingo al tango


No sé cuántas personas dan tantas vueltas como yo.  No sólo están las vueltas de la semana (trabajo, colegio, prácticas de deporte, reuniones y compromisos extras por el trabajo político y literario) sino las vueltas del fin de semana… esas que están relacionadas con cosas algo más extraordinarias.  Son extraordinarias no porque sean parte de una aventura con la capacidad de sorprendernos y hacernos soñar, sino porque son cargas adicionales imposibles de asumir en medio de la semana… hacer compra, limpiar la casa, lavar ropa… También el tema familiar.  Queremos bebernos el fin de semana como una piña colada entre obligaciones y amores.  Todo como una carrera en la cual el cerebro se nos puede congelar por el apuro de sorber la vida como si estuviéramos trabajando con checklist de cosas por hacer.

Ante todo esto, hay que hacer pausas genuinas para pensar.  Pensar de verdad y no desde los análisis de Facebook y twitter que nos abarrotan los celulares y computadoras.  También hay que escuchar el yo interno y evaluar si tenemos el tiempo que necesitamos para centrarnos antes de opinar y empujar ideas o partidos.

Esta semana, las compañeras de Matria y la Ruta de las Mujeres tenemos tarea.  Nos corresponde completar el análisis de las plataformas de los partidos políticos para presentarlos ante el país el 17 de octubre en nuestra Asamblea Anual.  Analizaremos desde nosotras y nuestra perspectiva de género lo que los partidos dicen en sus plataformas y también lo que han dicho con sus acciones.  Si sólo miráramos las plataformas y sus promesas, estaríamos siendo ingenuas… pero de igual manera, desde ahora les estamos invitando a mirar las plataformas por sí mismas para que puedan conversar con nosotras en el proceso de estas semanas. 

Yo miraré todo como Amárilis Pagán, también como Matria, también como feminista, como activista de derechos humanos y como mujer interesada en el desarrollo económico comunitario.  ¿Cómo lo mirarán ustedes? Déjennos saber y enriquezcan la mirada colectiva.

¿Preguntas guías?  Algunas para provocar: ¿Qué derechos humanos se garantizan desde esas plataformas y para quiénes? ¿Cuáles son las comunidades más vulnerables en nuestra Isla y cómo las ven los partidos?  ¿Las ven como débiles y mantenidas o las ven como gente que puede apoderarse de los procesos y ser parte fundamental de nuestra democracia?  ¿A quién favorecen las acciones que proponen y a quiénes han favorecido antes?  Eso sólo para empezar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Candidata yo? A un año de lanzar una candidatura

Hoy hace exactamente un año que anuncié de manera oficial mi candidatura a senadora por acumulación con el Partido del Pueblo Trabajado...