9.8.11

Dos noticias un mismo pensamiento

Hoy la prensa reseña dos noticias que tienen un mismo pensamiento subyacente... la creencia de que existe una ley divina que está por encima de los derechos humanos de las personas y que justifica la muerte, la restricción de libertades y la ignorancia.  Ante el oscurantismo que promueven algunas religiones, hay que anteponer la luminosidad del amor genuino, del conocimiento y de la aspiración a lan libertad.

Se supone que vivimos en un Estado laico.  No debemos resignarnos a la intromisión indebida de las iglesias en la toma de decisiones del gobierno y la judicatura.

Fallo contra asesino de mujer desata indignación Obispo reclama otro currículo

Líder feminista dijo que fue un “retroceso de tres décadas”
Por Eugenio Hopgood Dávila / ehopgood@elnuevodia.com
martes, 9 de agosto de 2011

La decisión de una jueza de Carolina que emitió un fallo de “asesinato atenuado” contra un hombre que mató a su esposa a tubazos implica “un retroceso de tres décadas en la historia del desarrollo de los derechos de la mujer en Puerto Rico”, opinó ayer una de las principales líderes feministas del País.

“Este tipo de apreciación hubiera sido común dos o tres décadas atrás cuando no teníamos la Ley 54 (contra la violencia doméstica) y no se tenía una comprensión clara de la dinámica de la violencia doméstica”, declaró Amarilis Pagán, directora ejecutiva del Proyecto Matria y portavoz del Movimiento Amplio de Mujeres (MAM).

“Esto se retrotrae a tres décadas cundo se llama “pasionales” a estos crímenes”, agregó la licenciada Pagán.

La portavoz del MAM se refería al fallo emitido el vieres pasado por la jueza Inés Rivera Aquino, quien halló culpable a Leslie Javier Álvarez Vázquez de asesinato atenuado, delito que conlleva pena de 3 a 8 años de cárcel y hasta podría quedar libre en probatoria, en vez de por el asesinato en primer grado que se le imputaba y que hubiera llevado pena de 99 años de prisión.
 Álvarez asesinó a Carolyn Sánchez, esposa de la cual estaba separado y madre de sus dos hijas, en la madrugada del Viernes Santo, el 2 de abril de 2010 en hogar de ella en la urbanización Jardines de Buena Vista, en Carolina.
 Álvarez, de 34 años, admitió los hechos a los agentes de Homicidios e hizo una confesión formal en una declaración jurada ante el fiscal José Marrero.

La confesión de Álvarez fue admitida como evidencia.

Según los hechos admitidos, Álvarez subió al apartamento de un segundo piso donde vivía Carolyn. Allí vio mensajes en el teléfono del dueño de la pizzería donde ella laboraba y quien había iniciado una relación con la víctima. Discutieron, él le dijo que la quería y que regresara con él, ella rechazó la propuesta y él bajó y abordó su carro. Pero, una vez en el carro, agarró la palanca que se usa para aflojar las tuercas de las llantas y subió con dicho objeto en la mano. Continuó la discusión y él la golpeó con el tubo destrozándole la cabeza y el rostro, según la confesión y la evidencia física.

“Esto fue asesinato en primer grado porque hubo premeditación y acecho; entró, bajó escaleras, tuvo tiempo de pensar y regresó con un arma contundente para matarla”, sostuvo Pagán.

“El hecho de que justifique el asesinato, porque eso es lo que hizo la jueza, porque hubiese tenido una relación con otro hombre, es terrible”, declaró la líder feminista. “Es ir por la misma línea de la decisión reciente del Tribunal Supremo de que no aplica la Ley contra la Violencia Doméstica en caso de relación de adulterio”.

“Tengo que aceptar y respetar el fallo de la jueza pero no estoy satisfecha con ese resultado”, dijo por su parte la fiscal del caso, Laura Hernández Gutiérrez.

La fiscal dijo que como la jueza Rivera Aquino no explicó para récord el fundamentó de su fallo no tiene posibilidad de ir al Tribunal de Apelaciones. Agregó que como la jueza también lo absolvió del uso del arma contundente Álvarez podría incluso cualificar para quedarse en libertad probatoria tras el salvaje asesinato de la madre de sus hijas.

Los delitos graves de armas no cualifican para probatoria.



martes, 9 de agosto de 2011
Arys L. Rodríguez Andino / Primera Hora


La petición del obispo de Arecibo para que el Departamento de Educación cambie algunos de los acercamientos en el currículo sobre sexualidad en las escuelas públicas fue catalogada ayer como una intromisión indebida porque, de la misma manera en que el Estado no se mete en los dogmas de la Iglesia, ninguna congregación religiosa debe imponer sus doctrinas al Estado.


En una extensa carta dirigida al Gobernador y al secretario de Educación, el obispo de Arecibo, Daniel Fernández Torres, pide que, entre otras cosas, “se eliminen los planteamientos propios de la perspectiva de género” y “que se revise cualquier referencia que pueda llevar a la enseñanza indiscriminada del “sexo seguro” entre los jóvenes”.


El Obispo asegura en la misiva que se siente en el deber “de iluminar las conciencias sobre algunos puntos contenidos en la Carta Circular número 2-2011-2012 del 19 de julio de 2011, que establece la política pública de educación sexual en las escuelas públicas del Departamento de Educación”.

Osvaldo Burgos, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Colegio de Abogados, aclaró que “si la Iglesia quiere transmitir sus dogmas, que lo haga en el espacio que está reservado a la Iglesia”.
“Lo primero que tengo que plantear es que es una intromisión indebida de parte de la Iglesia en los asuntos que son puramente de Estado”, indicó.
Con él coincidió la abogada e integrante del Movimiento Amplio de Mujeres, Amárilis Pagán, quien destacó que una cosa es lo que el Obispo le pueda decir a sus feligreses y otra “tratar de imponer sus creencias cristianas católicas al resto del país”.
“El deber del Estado es garantizar el respeto a la dignidad del ser humano y permitir que nuestros niños y niñas se puedan desarrollar con conocimientos científicos y tomar decisiones sobre sus cuerpos y sus relaciones. El tema de la educación sexual de nuestra juventud no lo vamos a resolver con tabúes”, expuso la también directora ejecutiva de Matria.
En la Carta Circular se menciona el respeto a la diversidad sexual y los derechos de las personas a tener su propia concepción de los patrones de expresión de la identidad sexual, lo que hizo que Fernández Torres se cuestionara si eso significaba que un niño podía ir a la escuela vestido de niña. Fue incluso más lejos al señalar que ese término ambiguo “abre las puertas a la exaltación del subjetivismo y el relativismo moral”.


“¿Es el bestialismo, penalizado en nuestro sistema jurídico, una expresión válida de la sexualidad si la persona involucrada lo considera una expresión de su sexualidad?”, preguntó el religioso en su carta.


“Oponerse a la perspectiva de género con absurdos como los que presenta el Obispo lo que demuestra es total desconocimiento”, formuló Burgos.


Con él coincidió la psicóloga clínica Vivian Rodríguez, quien dijo que el cuestionamiento del Obispo sobre un niño que se vista de niña encierra un discurso homofóbico y misógino.
“No podemos continuar con los discursos de moralidad porque esto no es de moralidad. Compararlo con la bestialidad es llevarlo al absurdo”, observó la profesional de la conducta, quien lamentó que se intente demonizar la perspectiva de género. “Lo que realmente atenta contra la familia son los discursos patriarcales y machistas”.

Si a Burgos le pareció preocupante la carta del Obispo, más alarmante le resultó que el Gobernador dijera que hablará con el secretario de Educación porque tiene “algunos comentarios para hacerle”.


“Ya es momento de que el Estado asuma lo que es su responsabilidad; educar sobre perspectiva de género y evitar la intromisión indebida. Esta complacencia del Estado y el Gobernador frente al Obispo por sus creencias particulares o su temor por lo que pueda implicar políticamente no tiene por qué ser”, reiteró Burgos.
Acerca del énfasis que el Obispo quiere que se le dé a la abstención, Burgos manifestó que “estamos en un país donde no podemos estar educando de espaldas a la realidad”.


“Lo importante es que (los jóvenes) sepan lo que es la sexualidad responsable y que, si van a estar activos, que lo hagan protegidos. Eso eliminaría más problemas de los que supuestamente crea”, declaró. “Si el Gobernador cree en la abstinencia, pues que se abstenga él”.


Para Rodríguez, la pretensión del religioso es “totalmente irrealista”. “El problema no es la sexualidad, sino aprender prácticas responsables. Eso se aprende si es enseñado. Lo que nace naturalmente es la expresión sexual”, sostuvo la también profesora de la Universidad Interamericana.

A la psicóloga no le parece que haya un doble mensaje al hablar sobre abstinencia y sexo seguro en las escuelas.


“El doble mensaje lo mandan ellos cuando, por un lado, lo condenan (la sexualidad) y, por otro, protegen a los pedófilos. Eso sí que es inmoral. La abstinencia no les funciona ni a ellos”, expuso.


Pagán, por su parte, hizo hincapié en que las creencias son individuales. “El hecho de que la Iglesia solamente promueva el sexo dentro del matrimonio no quiere decir que otras personas con otras creencias religiosas u otras personas que no tengan ninguna creencia tengan que aceptar esa opinión como una verdad científica y única”, recalcó.


La doctora Gloria Mock, a cuyo texto Sexualidad: sus conceptos básicos se hace referencia en la Carta Circular, esbozó en un escrito que la sexualidad humana, a diferencia de la sexualidad animal, tiene una base biológica, pero es mayormente aprendida.
“La persona es libre para determinar la forma de expresar su sexualidad, guiada por sus creencias, valores y principios éticos”, detalló.
El proceso de aprendizaje sexual, según explicó la doctora, requiere tener información correcta sobre los distintos aspectos de la sexualidad, evitando los extremos de culpabilizar o de trivializar el sexo.
“Para tomar decisiones responsables sobre la actividad sexual, es necesario aprender destrezas conocidas como “inteligencia emocional” para formar el carácter y contrarrestar la presión del grupo y de los mensajes distorsionados”, expuso.

Según estudios citados por la doctora, los programas educativos sobre sexualidad más exitosos son los que, además de información, incluyen el acceso a métodos anticonceptivos. California, por ejemplo, tuvo el mayor descenso en la tasa de embarazos de adolescentes por una política pública que utilizó un modelo de educación sexual integral.


El Estado rechazó los fondos del Titulo V de “sólo abstinencia hasta el matrimonio”.


“El discurso de la abstinencia no es real”, reiteró Rodríguez.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Candidata yo? A un año de lanzar una candidatura

Hoy hace exactamente un año que anuncié de manera oficial mi candidatura a senadora por acumulación con el Partido del Pueblo Trabajado...