4.3.10

Gallinas cluecas


Publicada el 4 de marzo de 2010

El Nuevo Día


Esta semana tuve la terrible experiencia de escuchar a la Secretaria de la Familia exigir por radio que las mujeres que atraviesan situaciones de violencia doméstica actúen como gallinas. Sí, así como lo oyen. Inclusive, llegó a decir que las gallinas son mejores protectoras de su prole que estas mujeres. Y que conste, no lo dijo una ni dos veces, sino varias. Partiendo de esta terrible e inadecuada comparación, a renglón seguido advirtió con voz sentenciosa, que estas madres que “permiten” que ocurra la violencia doméstica son nada más y nada menos que “procesables”, cómplices de la violencia y merecedoras de que se les remueva la custodia de sus menores .

Aparentemente hay varios temas en los cuales la Secretaria de la Familia es poco conocedora. Uno de ellos es el de las gallinas, y el otro el de la violencia doméstica y los patrones de poder y control que se desarrollan en torno a ella.

De las gallinas parece desconocer que como animales que son, actúan sin estar sujetas al manejo de emociones y pensamientos que manejamos los seres humanos. También parece desconocer, que una gallina actúa en total sumisión ante el gallo, que de paso es polígamo y está autorizado en su sistema jerárquico a disciplinar a picotazo limpio a cualquier integrante del clan que no le obedezca.

De la violencia doméstica desconoce que la misma no se vive y se sufre de manera voluntaria. Ignora que las mujeres no la permiten sino que la sobreviven como pueden hasta descubrir que tienen otra alternativa. Hablar en términos de culpa al referirse a una sobreviviente de violencia doméstica, es liberar de responsabilidad al agresor y a la construcción social que crea las condiciones de desigualdad que provocan esa violencia. ¡Qué hablar de los niños y niñas! Su mayor victimaria no es su madre, es la incomprensión y la falta de voluntad de las funcionarias como la Secretaria para trabajar la prevención de violencia desde una perspectiva integral y de equidad.

Pero, ¡ah claro!, se me olvidaba que con la Promesa de Hombre todo ha de estar resuelto. ¿Para qué saber de gallinas y de violencia de género? Si con que las mujeres obedezcan y actúen como gallinas todo queda resuelto y en paz…

http://www.elnuevodia.com/columna/680485/

2 comentarios:

  1. Pensé que sólo aqui en Dominicana teniamos una Ministra de la Secretaría de la Mujer que no sabía nada de temas de género, ni de violencia intramiliar, ni ningún otro tema relacionado. Es una lástima que la politiquería no permita que se escojan los funcionarios idóneos para estar al frente de un ministerio o cualquier otra función pública.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:39 p.m.

    Excelente carta, la verdad que esta señora desde que llegó lo único que ha hecho es meter las patas espero que al final termine como la mayoría de los nombramientos fatulos que ha hecho este gobierno. Debemos exigirle la renuncia ya.

    ResponderEliminar

¿Candidata yo? A un año de lanzar una candidatura

Hoy hace exactamente un año que anuncié de manera oficial mi candidatura a senadora por acumulación con el Partido del Pueblo Trabajado...